dimecres, 2 de novembre de 2011

OPINO QUE (I)

OPINO QUE (I)


Aquellos que visiten de forma mas o menos habitual este blog, se abran percatado que en los últimos días he publicado numerosos artículos, muchos mas en menos tiempo de lo que viene siendo habitual. La razón es tan simple como que deseaba hacer un repaso a algunos temas que de una forma u otra ya traté, bien en la radio, bien en el “viejo” bloc de Visitants Nocturns, al tiempo que he querido dar publicidad a los próximos contenidos del programa.
En este artículo de opinión quisiera, al tiempo que doy por acabado este "resumen" escrito de temas tratados, avanzar o resumir mi postura respecto al tema del debate que realizaremos en Visitants Nocturns el próximo viernes 11 de noviembre, que he querido bautizar con el título “Quo Vadis Ufología”. He de reconocer que me ha impulsado a escribir este artículo hoy y no cualquier otro día una información que he leido en la red hace unas horas. En la publicación digital El nuevo día punto com se ha publicado un artículo titulado: Reinaldo Ríos defiende la creencia en los ovnis, debo decir que este artículo no es ni para defender ni para criticar a Reinaldo Rios, aunque sin embargo en el artículo referido se ven reflejadas algunas de las realidades que, a mi modesto parecer, peor han influido, influyen y, si nadie lo remedia, influirán en la evolución y resultados de la ufología.
Quisiera, sin embargo, empezar por el principio mi reflexión genérica sobre la ufología y ya llegaré a los detalles que mas me han interesado de las afirmaciones de Reinaldo Rios. Creo que lo primero que hubiera debido hacer la ufología es escoger mejor su propio nombre, por ser este su máxima definición de objetivos y por tanto su tarjeta de presentación. La ciencia que estudia los objetos volantes no identificados lo mismo puede estudiar un objeto que surca nuestros cielos, aterriza y vuelve a elevarse, como una piedra que cae desde lo alto del Everest, como la chatarra espacial humana que periódicamente nos cae desde el espacio mas próximo a nuestro planeta. Por tanto, aún siendo incapaz de sugerir un nombre adecuado, si que creo que mentes mas bien amuebladas que la mía podrían haber encontrado una definición que tuviera unas connotaciones de concreción sobre el objeto de estudio de la ciencia mejor que la escogida.
Una vez hecha la mención al nombre, si que quisiera mencionar una de las cuestiones mencionadas por Reinaldo Rios. Es del todo cierto que los científicos actuales (sea cual sea la especialidad) son capaces de defender con la misma convicción que matemáticamente y lógicamente debemos aceptar que casi con toda seguridad hay vida en otros (en plural) planetas, y al mismo tiempo que no hay ninguna posibilidad de que ninguna civilización extraterrestre nos haya o nos esté visitando, como si el límite en los conocimientos físicos, matemáticos, tecnológicos, etc. los marcásemos los “terrícolas” sin ninguna discusión. No solo eso, se permiten el lujo de “hacer burla” por activa o por pasiva de los OVNIs (como fenómeno extraterrestre) y de la ufología. ¿Nadie ve la contradicción en estas posturas de la ciencia?.
Por otro lado el Sr. Rios afirma: "La gente sabe diferenciar un satélite de un ovni, de procedencia extraterrestre, no hay que llegar a extremos y tratar de hacer ver que los que creen o han visto verdaderos ovnis de tipo (origen) extraterrestre no tengan la razón” . Y es aquí donde veo uno de los grandes problemas de la ufología, practicamente desde su primer día de existencia (fuera cuando fuera) se decidió (por activa o por pasiva) que los OVNIs eran naves extraterrestres. ¿Por qué?, no lo se, pero fue y es así, de forma que son muchos los que se llaman investigadores que han derrochado y derrochan sus esfuerzos en demostrar esta procedencia. En todos los campos de la ciencia se ha demostrado desde la noche de los tiempos que cuando se desconoce alguna cosa pero de antemano se quiere “encajar” aquella cosa con causas o creencias predeterminadas, el resultado es el fracaso. OPINO que los OVNIs pueden haber sido y pueden ser (como mínimo) cualquiera de estas cosas: Naves experimentales de cualquier potencia terrestres pasada o presente, viajeros de otras dimensiones, viajeros del futuro, naves extraterrestres, fenómenos naturales no descubiertos, y seguramente varias cosas más. Pero atención, no una cosa o la otra, o unas si y otras no, pueden tranquilamente serlo todas a la vez, incluso ninguna de ellas. Por tanto, tal vez seria necesaria una profunda reflexión, realizar un paso atrás, redefinir como organizamos los documentos y testimonios que tenemos, como los agrupamos o segregamos e intentamos organizarlos por tipos, circunstancias, credibilidad, reiteración, tipo de zonas en que se producen, condiciones meteorológicas en que aparecen... etc. etc. Una vez hecho esto: mapa chinchetas de colores (como en los viejos tiempos) y a ver si ante nosotros aparece algún tipo de casuística/s paralela/s, tangente/s o superpuesta/s que nos conduzcan a algún tipo de conclusión, aunque esta destroce nuestros mas íntimos deseos o esperanzas.
En todo caso eso es lo que OPINO QUE se debería hacer.


Xavier Soler i Travé

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gracies pel teu comentari - Gracias por tu comentario.

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.

Radio Pomar on line

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...